ERA SE UNA VEZ UN BANDIDO...

Foto: D. de Navarra
En Navarra el carnaval rural tiene una gran tradición y son muchos los pueblos que lo celebran de manera muy especial. Este año he tenido la oportunidad de acudir a uno de los más representativos y llamativos, el carnaval de Lantz.

Durante dos días he podido conocer de cerca este pequeño pueblo situado a 20 minutos de Pamplona, donde las casas todavía guardan la esencia de años atrás y algún que otro secreto, los prados lo rodean todo, la tranquilidad forma parte del día a día y donde generación tras generación sus vecinos se encargan de mantener las tradiciones.

Pero la vida tranquila de este pueblo desaparece durante el Carnaval que se celebra el domingo, lunes y martes anteriores al miércoles de ceniza.



Cuenta la leyenda que Lantz era un pueblo fronterizo con Francia y por su ubicación solían merodear bastantes bandidos que robaban a los viajeros que se dirigían al país vecino; de entre todos ellos, Miel-Otxin era el peor y más temido.


Para poner fin a esta situación, los vecinos del pueblo se organizaron para  capturarlo y Ziripot que era el vecino más fuerte, fue el encargado de acabar con Miel-Otxin y enfrentarse a Zaldiko, su fiel caballo.


Una vez atrapado, lo “juzgaron” y lo pasearon por el pueblo. Después lo quemaron y los vecinos bailaron alrededor de las llamas.


Así es como cada año los vecinos representan la leyenda por las calles del pueblo, ataviados con ropas que identifican a los diferentes personajes:
- Ziripot: Tiene un aspecto de hombre gordinflón hecho a base de rellenar sacos con helechos y heno, lo que provoca que sus movimientos sean torpes. Es el más fuerte de todos los personajes y sufre el continuo acoso y derribo por parte de Zaldiko.

Foto: D. de Noticias
Zaldiko: Es el caballo de Miel-Otxin que intenta derribar a Ziripot constantemente para salvar a su amo. El personaje utiliza un saco en una estructura rectangular de madera como cabeza y una cola auténtica de caballo.

Los herreros: Son representados por varios vecinos y son los encargados de "herrar" al caballo. Van vestidos con sacos, cestos, cadenas… y portan "Xardes" de madera. Además portan un caldero con fuego, donde llevan las herraduras para herrar a Zaldiko.


Txatxus: La mayoría de los vecinos se visten de estos personajes. Van con ropas vistosas, coloridas y llenas de estampados. Además llevan unos gorros muy característicos y escobas. Suelen ir saltando y corriendo.

Foto: D. de Navarra 
Miel-Otxin: Es el bandido protagonista. Representado por una figura mas o menos de tres metros de altura que tiene los brazos en cruz y pesa alrededor de 35 kg. Lleva puesta una camisa estampada, un pantalón azul y una faja roja. Además lleva un gorro muy llamativo y colorido.

Tradiciones y fiestas

De todos los carnavales rurales de Navarra, éste es uno de los más conocidos por los niños y son muchas las familias que se acercan a disfrutar de esta fiesta. Una vez quemado el protagonista ya no hará de las suyas y se da por finalizado el carnaval hasta el año que viene.

No hay comentarios: