LA PALABRA DEL DÍA...

Foto vía:Pinterest
El vocabulario es un apartado muy importante dentro de la enseñanza de la lengua, una herramienta básica que ayuda a que nuestros alumnos se desenvuelvan en todos los ámbitos: el social, el personal, el académico...

Este año uno de los puntos débiles en mi aula es el vocabulario. Son varios los niños y niñas que en casa hablan un idioma diferente al nuestro y solamente usan el castellano en la escuela, por lo que en ocasiones quieren hablar y les faltan o no encuentran las palabras…

Buscaba una forma sencilla y divertida de ampliar y enriquecer su vocabulario, pero nada me convencía hasta que una compañera me habló de una estrategia didáctica que utiliza en clase y que les ayuda a mejorar.

Consiste en presentar cada mañana una palabra nueva a los alumnos. Para facilitaros las cosas os aconsejo descargar la aplicación para móvil que tiene la Real Academia de la Lengua. Cómoda y sencilla de utilizar, cada día nos muestra una palabra diferente acompañada de su significado.


Por orden de lista los alumnos van rotando cada día y de manera individual rellenan la hoja de trabajo que les permite trabajar más en profundidad sobre la palabra elegida.


Tener en cuenta que para poder completar la ficha de manera satisfactoria, los alumnos necesitarán tener a mano el diccionario. Una buena idea es que cada alumno guarde su diccionario en la parrilla. 


Esta actividad se ha convertido en una rutina diaria: definen la palabra, la usan en una oración, dibuja una imagen que ejemplifica la palabra, determinan cuántas sílabas tiene y por último, añaden un sinónimo y un antónimo de la misma.

Al ser una actividad diaria, las fichas se van acumulando y la mejor manera de organizarlo todo es crear un clasificador donde poder ir guardándolas todas. Pensé que sería buena idea elaborar una especie de índice o lista en la que aparecieran numeradas las palabras trabajadas, una manera rápida de localizarlas cuando fuera necesario.


Depende de la edad que tengan vuestros alumnos podéis adaptar tanto la actividad como la ficha de trabajo. Con niños más pequeños se podría trabajar “La palabra de la semana” y cada día rellenar solo un apartado de la ficha. Al finalizar la semana, tendríamos una ficha completa.


Ésta es una de tantas actividades que os pueden ayudar a trabajar el vocabulario en clase,   ¿Vosotros cómo lo trabajáis? Estoy deseando de que me contéis vuestras ideas!

Aquí os dejo los descargables:



No hay comentarios: